La Dermocosmética es la rama de la Dermatología que se ocupa del cuidado y mejoramiento estético de la piel normal, mediante la prevención o reparación de las constantes alteraciones que sufre. El propósito fundamental es recuperar el equilibrio propio de una piel sana y natural, garantizando la mayor inocuidad y máxima eficacia posible en el procedimiento.

La Dermocosmética es un arte porque la prevención o la reparación de la piel debe ser equilibrada y lo más próxima al estado fisiológico o natural, lo que no es fácil dado que ello dependerá de la intensidad y del tipo de agresión que se produzca y de la constitución y la edad de quien la reciba. Si la agresión y el trastorno ocasionado es muy grande, mayor será la dificultad para mantener o restablecer el orden. Una exposición incontrolada a las radiaciones solares produce tales alteraciones en la piel que prácticamente es imposible un cuidado adecuado, aun siendo un buen cosmetólogo, y mucho menos cuando es la propia persona la que se aplica cremas indiscriminadamente, sin criterio alguno, como es frecuente en cualquier piscina o playa.

Para poder saber que productos y  tratamientos son los más adecuados para cada uno de nosotros es necesario conocer que tipo de piel tenemos, haciendo un pequeño DIAGNÓSTICO DE SU PIEL usted podrá orientarse acerca de esto, sin embargo no olvide consultar con su dermatólogo para una opinión exacta sobre cualquier padecimiento o afección de su piel

Nuestros productos